El tiempo pasa

23 Jun

Creo que es imposible recuperar el tiempo perdido, eso es lo que mi experiencia me ha demostrado.


Aún después de poco más de 15 años de vivir en México, mi padre y yo no hemos logrado recuperar ese tiempo y confianza que perdimos al estar alejados durante mi niñez, por ello, creo que los peores silencios que vivido han sido a su lado.

Hace como seis meses, se me ocurrió decirle que me invitara a comer a un restaurante que tenía poco de haberse inaugurado, pero nunca imaginé que fuera a cumplir mi caprichito, y menos pensé que la invitación fuera personal e intransferible, es decir, él y yo.


Ese día llegué temprano a casa de mi mamá. Estuvimos en comunicación por teléfono para acordar la hora en que nos veríamos, y finalmente llegó el momento, las 7 de la noche.


Me subí a su coche y el trayecto se me hizo más largo de lo que realmente fue. Silencio total, silencio incómodo.


Su profesión y el carácter de ambos no han sido favorables para entablar una buena relación y comunicación. Él sabe que ahí estaré cuando lo necesite, igual que sé que él está ahí para mí, y que, muy a nuestro modo, nos queremos sin decirlo, pero eso no elimina la incomodidad de los momentos que hemos vivido al viajar solos o sentarnos en una mesa a “convivir”.


Llegamos al restaurante, y aprovechando que estábamos a punto de viajar a Japón, país que conoce a la perfección, me dediqué a hacerle preguntas sobre nuestro destino. ¿La comida será igual que ésta, papá? ¿hará mucho frío? ¿cómo decidiste irte a Japón a estudiar? y así transcurrió la noche, entre bocados y tragos semi amargos. Al momento del postre, estuve a punto de desertar, y miren que no los perdono, me sentía rara, no sabía qué más comentar, platicar…


Creo que siempre me dolerán esos años que pasamos distanciados, el no poder abrazar a mi papá como lo hace mi hermana menor o como lo hacen muchas amigas.


Sí, es mi héroe, pero por sus logros profesionales, su inteligencia y su gran capacidad para actuar fríamente ante cualquier situación; lo admiro como a nadie en el mundo, pero me encantaría admirarlo como el común de los hijos admira a su padre, no sólo por ser un gran profesionista, sino por ser un gran padre y amigo.

Anuncios

7 comentarios to “El tiempo pasa”

  1. In phidelio 24 junio, 2010 a 3:19 AM #

    Pues entonces acá también dobleteo:Suele pasar que los padres son admirados por una o por otra cosa. Pocos hay a los que se les admire por un balance idóneo entre lo familiar y lo profesional. Supongo que como ese balance es muy complicado, hay que atesorar los momentos en que se den ambas cosas. Y gozarlos al máximo.Muy, muy profundo. Un post hecho auténticamente con el corazón.

  2. Pao 25 junio, 2010 a 1:19 AM #

    Oooooooops, vi que este es el mismo texto que el que hay en el Kallata. Bueno…. hay que reconocer que sí, la pareja anda inspirada y nos han regalado líneas muy bonitas esta semana.¡Saludines!

  3. Pao 25 junio, 2010 a 1:33 AM #

    P. Janne, escribes hiper fregón. Si se vale una petición de lectora: ¿podrías publicar más seguido?

  4. PRiNcEsS jAnNe 25 junio, 2010 a 1:48 AM #

    Muchas gracias, Pao. Y sí, repetí post jaja, creo que lo ameritaba 🙂

  5. ANDREA 28 junio, 2010 a 11:52 PM #

    Eso es escribir.

  6. M DF 29 junio, 2010 a 3:48 PM #

    hola!Primero que nada, gracias por visitar mi changarro y espero no sea la ultima vez!Estoy empezando a leer el tuyo y me gusta, vendre mas seguido. Se que no he leido todo pero me podrias contar porque vas a Japon? se me imagina un viaje increible!!! espero cuando regreses cuentes todo y nos permitas viajar a traves de tus experiencias.SaludosP.D. gracias por el tip de los tenis, ire a verlos, a ver con cuanto asalto a mi tarjeta jaajaj

  7. Karina Falcón 26 enero, 2012 a 3:36 AM #

    Yo también considero que es difícil querer al padre por ambas cualidades: la racional y la emocional. En mi caso, tuvo un poco de ambas, y sin embargo, también muchas ausencias. Aunque las presencias, y como tú dices, las comidas y los silencios fueron solían ser muy incómodos. Yo aprendí algo maravilloso hace muy poco… a tomar a mi padre tal y como es, porque así es el éxito y el tiempo, que son representaciones del padre. Luego de hacerlo, me vino una necesidad imperiosa de dejar a un lado mi adicción a los logros profesionales, porque al menos en mi caso, realmente lo que buscaba con ello era a mi padre: su reconocimiento.Y sí, gracias a mi padre y al padre de mi esposo, hoy somos mejores papás para mi crío. =) Y yo creo que tú eres una gran mamá y tu esposo, un gran padre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: