Depresión posparto

12 Ene

Después de haber tenido la oportunidad de entrevistar a Katia Thiel, autora del libro “Maternidad Tabú”, creí necesario compartir un poco de lo que hablamos durante media hora, pues las cifras de las mujeres que sufren depresión posparto en el mundo y en México son alarmantes, y, además, muchas de ellas  no saben lo que está sucediendo.

Tras el nacimiento de su hija, Alexa, Katia comenzó a sentirse triste, enojada y cansada; dejó de frecuentar a sus amigas, su trabajo y sus hobbies. En un inicio, pensó que simplemente la maternidad no era para ella, pues a su alrededor veía a mamás felices, y ella no lo estaba del todo.


Cuando la pequeña nació, le diagnosticaron displasia de cadera, lo cual ocasionaba que llorara constantemente y eso, a su vez, le generaba a Katia tensión, angustia y desesperación.



A los dos años, su esposo la convenció de embarazarse de nuevo, y fue cuando concibió a los cuates, Anna y Harald. Sin embargo, al ser un embarazo de alto riesgo, las cosas se complicaron, pues tuvo que estar en cama varios meses y con una niña de 2 años a quién cuidar.


Sin saberlo, Katia había caído en una depresión posparto, que con el tiempo, la falta de atención médica y de información, derivó en otro tipo de depresión.

Nada parecía mejorar,  hasta que escuchó hablar del libro “Down came the rain: my jourdeny through postpartum depression”, de Brooke Shields, y a partir de ese momento, Katia comprendió lo que estaba sucediendo en su interior.


Fue entonces cuando inició un tratamiento psiquiátrico, y tras dos años, con ayuda de su esposo y sus tres hijos, a quienes considera su mayor tesoro, logró salir adelante.


Desde entonces, Katia se dio a la tarea de investigar sobre el tema, leyó algunos libros en inglés y alemán, y decidió escribir su propia historia para ayudar a otras mujeres en su misma situación.


De acuerdo con la publicación de Thiele, existen tres tipos de depresión posparto:


1. Baby Blues. Ocurre entre el 50 y 80 por ciento de las mujeres tras dar a luz, suele presentarse un par de días posterior al parto y algunos de los sentimientos que experimentan son: tristeza, irritabilidad, sensación de dependencia, súbitos cambios en el estado de ánimo y enojo. Esto se considera normal debido al abrupto cambio hormonal y cansancio físico. No requiere tratamiento médico y generalmente se controla en una o dos semanas; sin embargo, puede significar el inicio de una severa depresión posparto.


2. Depresión posparto (DPP). No existe una explicación única sobre el desarrollo de esta enfermedad. Se piensa que es una mezcla de factores psicológicos, sociológicos y biológicos los que la causan. De acuerdo con las estadísticas, un 10 o 20 por ciento de las mujeres que dan a luz desarrollan DPP. Puede aparecer unos días o, incluso, meses después del parto, y no necesariamente con el primer hijo. Los síntomas suelen confundirse con los de Baby Blues, pero estos son más intensos y duraderos. Algunos son: Tristeza persistente, cambios de estado de ánimo, irritabilidad extrema, falta de motivación, fatiga, insomnio, cambios en el apetito (comer demasiado o dejar de comer), ansiedad excesiva, distanciamiento hacia el bebé, malestares físicos, inadaptabilidad y culpabilidad, falta de concentración y pérdida de memoria, ataques de pánico, desinterés por el recién nacido, sensación de vacío y desamparo, entre otras. Puede presentarse desde el nacimiento del bebé hasta su primer año de vida.


3. Psicósis posparto. Es un tipo de depresión más grave, pero menos frecuente. Generalmente, aparece durante la primera semana posterior al parto y se considera una enfermedad mental muy seria, ya que las madres pierden el contacto con la realidad. Padecen alucinaciones auditivas o visuales y pueden tener pensamientos suicidas con respecto a ellas o criminales hacia sus hijos.

Consecuencias
Las consecuencias de una depresión posparto no atendida son demasiadas. Desde una ruptura familiar y divorcio, hasta serios efectos en la salud de las madres, como enfermedades cardiovasculares y debilitamiento del sistema inmunológico.



En estos casos, es importante acudir a un especialista de inmediato y pedir apoyo a sus familiares.



Datos del libro
 
Maternidad Tabú 


Editorial Urano


Autora: Katia Thiele
Anuncios

Una respuesta to “Depresión posparto”

  1. rafca84 13 enero, 2012 a 9:54 PM #

    Muy útil y concisa la información, gracias por el dato. Un abrazo a los tres!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: