Carta no. 2

26 Ene
Cuando tu tía Fer me preguntó “¿le dirás algún día que sus papás se divorciaron y se volvieron a casar?”, mi respuesta inmediata fue “no, no tiene por qué saberlo“. En ese entonces, a penas comenzabas a formarte en mi vientre, desconocía tu sexo, no imaginaba tu cara y mucho menos tu forma de ser. Creía saber exactamente cómo quería y debía educarte.

Mis miedos eran pocos, me consideraba “open mind” y un tanto despreocupada. Sin embargo, desde el momento en que te tuve en mis brazos, todo cambió, se aclararon muchas ideas, comencé a ver las cosas desde otra perspectiva, con otros ojos.


Lo que no me importaba e, incluso, con lo que llegué a estar de acuerdo, comenzó a preocuparme; presté más atención al entorno que nos rodea, surgieron algunos focos rojos en mi cabeza y, desde entonces, me prometí cuidarte y protegerte de todo y de todos, pero también entendí que no puedo crear el mundo perfecto que quisiera para ti, no puedo encerrarte en una caja de cristal y esconder lo que sucede afuera.


Fue entonces cuando entendí que lejos de ocultarte mi pasado y el de tu padre, tendré que contarte ambas historias para que entiendas que todos los humanos cometemos errores y tomamos decisiones incorrectas, que en ocasiones nos aferramos a una realidad que sólo existe en nuestra cabeza, que a veces las personas mayores tienen razón y no está de más escucharlas, que nosotros mismos trazamos nuestro destino, pero, sobre todo, que podemos corregir el rumbo de nuestra vida y que somos los escritores de nuestras propias historias.
No podré evitar que te relaciones con determinado tipo de gente, tampoco podré elegir a tus amistades, ni evitar que sufras, que tengas algún tropiezo o enfrentes una desilusión, pero estaré a tu lado cuando así lo necesites. Intentaré inculcarte los valores importantes y darte las herramientas necesarias para que seas un hombre de bien, como lo es tu padre.
Procuraré que entiendas que en esta vida hay pocos amigos verdaderos, que no hay que confiar en todos, que hay que cuidar las formas, que una palabra a veces lastima más que un golpe, que toda acción tiene una reacción y toda decisión una consecuencia, que es importante expresar lo que sientes y piensas, que el tiempo no se recupera, que un te quiero nunca está de más, que es mejor sumar que restar, que nunca des por hecho que tu pareja sabe que la amas, que una relación se construye día a día, que el éxito se consigue trabajando y dando lo mejor de sí, que las mentiras no son buenas, que tus papás nunca estaremos en tu contra y que si algún día te llamamos la atención, será porque creemos que es lo mejor para tu formación, pero que también los padres nos equivocamos.

Hoy, hay muchas cosas que me preocupan, pero a pesar de ello, duermo tranquila porque con sólo 8 meses de vida, me has demostrado que eres y serás capaz de luchar por lo que quieres y lograr tus metas. Hoy sólo puedo prometerte que día a día intentaré ser una mejor persona para enseñarte con el ejemplo, la mejor amiga para que siempre tengas la confianza de acercarte a mí, la mejor esposa para que tengas una familia sólida de la cual te enorgullezcas, y la mejor madre para hacerte feliz.

Te amo

Anuncios

7 comentarios to “Carta no. 2”

  1. Inphidelio 26 enero, 2012 a 1:21 PM #

    Tan temprano y me hiciste chillar ya. No recuerdo un post tan bonito. Qué bueno que no me dejaste interrumpirte anoche. Los amo más que ayer.

  2. Anonymous 27 enero, 2012 a 11:39 PM #

    Me encantó, y aprovecho para decirles que me encantan la pareja que hacen, a pocos he conocido asi y creo que es la mejor manera de consolidar una pareja que sea duradera.Besos a los 2Atte @olsinamx 😉

  3. Zary 29 enero, 2012 a 1:20 PM #

    Me encanto tu post. Como nos cambia la vida y lo que pensamos con solo sostener a nuestro bebé en brazos? Te leo desde ahora. Gracias por pasarte por mi blog y comentar!!

  4. La Escribidora 30 enero, 2012 a 4:36 AM #

    Muchas gracias linda 🙂

  5. Ishamommy 6 febrero, 2012 a 6:01 PM #

    Hermosa carta, la verdad creo que tienen una historia hermosa y que habrá que contar cada detalle por el simple hecho de que cada acontecimiento los tiene ahora acá y a mi me que me la has contado me tenias embobada jaja, me encanta que existan historias así tan reales.Son grandiosos padres y estoy segura que el nene les aprenderá muchisimo!Los quiero 🙂

  6. Miriam Tirado 9 febrero, 2012 a 4:50 PM #

    Muy bonita. Me ha gustado leerte! Realmente es así… ellos tienen su propia vida y nosotras… somos sólo sus madres… ;)Besos.

  7. Sussy Nava 22 febrero, 2012 a 9:07 AM #

    Magistral!! Esta carta esta cargada de emotividad y certeza, que afortunado es Bam Bam en tener como madre a una mujer como tu. Saludos linda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: