365 días…

7 May

Generalmente, en diciembre comienzan los comentarios sobre lo rápido que se fue el año, e, incluso, muchos hacen un balance de las cosas vividas a lo largo de 365 días.


Hoy a mí me toca hacer el balance, y no es 31 de diciembre, no está por finalizar un año, simplemente es una fecha más especial para mí y mi familia, ya que hace 365 días llegó a esta casa un bebé redondito, de 3,890 kg, de labios rojos, piel rosada, mirada penetrante, abundante cabello oscuro, llanto ronco, cachetes inmensos y hermosos, piernas torneadas y firmes, nariz pequeña, manos y pies grandes, tanto como su impaciencia e intolerancia. Un muñeco de carne y huesos, perfectamente imperfecto, esperado y más que anhelado.

Una personita que ha revolucionado mis días, que se adueñó por completo de cada una de mis noches y pensamientos, quien me ha enseñado lo mucho que vale una sonrisa y me ha hecho llorar de alegría, nervios, emoción, miedo y preocupación en un mismo día.


Hoy hace un año me convertí en madre por primera vez, mi familia, de dos, creció. Hoy hace un año escuché por primera vez el llanto del niño más hermoso ante mis ojos.


Y sí, se me fueron volando los días y los meses, las horas y los minutos. Increíble que hace 12 meses moría de miedo de entrar al quirófano, y hoy lo tengo aquí, frente a mí, profundamente dormido.


12 meses de aprendizaje constante y amor desmedido, 9 meses de desvelo continuo y obligado por sus múltiples despertares, 8 meses queriendo escuchar su primera palabra, “papá”; 7 meses de lactancia, 6 meses esperando ver su cara al momento de probar su primera papilla…. 365 días (y contando) aprendiendo a ser madre, descubriendo esta nueva faceta; 365 días de felicidad, de descubrimiento.


No sé si hemos sido buenos padres, pero intentamos dar lo mejor de nosotros día a día. No sé si le hemos fallado en algún momento, pero nunca ha estado en nuestros planes. No sé si le ha faltado algo, pero nos esforzamos mucho para que no suceda. No sé qué pase por su cabeza cuando nos despedimos de él cada mañana para irnos a trabajar, pero en la nuestra sólo está él y nuestra preocupación porque esté bien durante nuestra ausencia…. lo que sí sé es que es feliz. Lo sé porque lo veo en su rostro cada amanecer, a través de la sonrisas que nos regala, a través del abrazo que nos da al llegar del trabajo, a través de sus caricias… a través de todo lo que hace.


No sé por qué los seres humanos pasamos, mínimo, 19 años de nuestra vida estudiando en un salón de clases, si lo realmente valioso e importante lo aprendemos al convertirnos en padres. Hoy, no tengo duda de que no hay mejor maestro que un bebé.


En su primer año de vida, mi hijo nos ha demostrado ser un niño fuerte, inteligente, capaz, decidido, entregado, inocente, caprichoso, valiente, selectivo, seguro, amoroso, cauteloso, de rápido aprendizaje. Nos ha enseñado que con una sonrisa se pueden arreglar muchas cosas, que no basta un “no” para dejar de luchar por lo que deseas o quieres hacer, que hay cosas entretenidas en la calle, pero ningún lugar mejor que nuestro hogar; que aunque parezca que no se dan cuenta, los bebés entienden cuando hay un problema en casa; que le encanta ver a sus papás juntos y unidos; que a veces las cosas más divertidas son las menos costosas; que hay que levantarse temprano para disfrutar el día, aún en fin de semana; que el que persevera, alcanza; que el significado de “papá y mamá” no es el mismo cuando lo dices que cuando lo escuchas. Sin duda, este pequeño que tengo frente a mí nos ha enseñado mucho más que nosotros a él.


Y claro, a mí me ha enseñado que los niños tienen un encanto especial y es hermoso vivir con uno, aunque no pueda decorar su habitación con princesas y tonos rosados; que es más divertido jugar con carritos y pelotas que con muñecas y barbies; que la ropa de niño también tiene su encanto, aunque las faldas y los vestidos en aparadores siguen llamando mi atención; que Baby Tv es más entretenido que la colección de películas de Disney que estoy formando; que los parques se hicieron para disfrutarse y no para estar sentada en una banca; que hay que compartir la comida, con babas incluidas; que un día tiene 24 horas y a veces no hay oportunidad para emplearlas en dormir; que para ser una buena mamá también debo ser una buena mujer y esposa.


Hoy sólo puedo agradecer el haberme cruzado en el camino con mi esposo y el gran amor que hay entre nosotros, cuyo fruto tiene un nombre de siete letras, pesa 12 kilos, y contando; tiene siete dientes, más dos en camino; posee un vocabulario de escasas tres palabras, las suficientes para sentirnos orgullosos de él; es fanático de los coches, las pelotas y los objetos luminosos; un ser lleno de luz, sano, alegre, de sonrisa perfecta, de ojos expresivos, de carácter firme; un niño que hoy cumple 1 año de vida, de feliz vida.


Hoy doy gracias por el primer año de mi hermoso niño y por la preciosa familia que hemos formado. Hoy le doy gracias a él por llenar de alegría esta casa, por ser nuestra mayor razón y motivo para sonreír, para vivir. Gracias por hacernos tan felices, gracias por estos 365 días.


¡Feliz cumpleaños, mi niño hermoso!

Firma

Anuncios

6 comentarios to “365 días…”

  1. in phidelio 7 mayo, 2012 a 5:21 AM #

    Leer esto me emociona, me llena de vida. Hoy sonrió nuestro tesoro muchas veces, algo debemos estar haciendo bien.LOS AMO con todas mis fuerzas.

  2. Ana Laura 7 mayo, 2012 a 5:23 AM #

    Hermoso, que venga más de todo lo bueno y una vez más…. Mil bendiciones a BamBam

  3. Liliana Ortiz 7 mayo, 2012 a 2:39 PM #

    Ayyyy que bonito lo describes, se me puso la piel chinita y estoy segura que lo estan haciendo estupendamente bien! donde hay amor hay grandeza y tus palabras son de mucho amor para tu familia. Mil felicidades al pequeño que hoy cumple 1 año y Mil felicidades a ustedes por que el ser padre no es una carrera sencilla pero es la que más vale la pena XD

  4. Lux 7 mayo, 2012 a 3:09 PM #

    Felicidades!!! Gracias por compartir tus sentinmientos y pensamientos, nos sacas las emociones y en particular a mi, por ser mami primeriza y q se va acercando esos 365 días también, me haces sentir mariposas en mi pancita, piel chinita y hasta lagrima. Muchas bendiciones para tu familia! xoxo ^.^

  5. Jessica Ivett 7 mayo, 2012 a 4:42 PM #

    Felicidades Linda!!..esta hermoso tu nene y eres una estupenda mamá!

  6. Vivi de MamásyBebés 8 mayo, 2012 a 12:37 AM #

    muchas felicidades!ninguno de nosotros sabemos si somos buenos padres, pero que lo intentamos, lo intentamos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: