Aplauso de pie

8 Ago
Hoy más que nunca aplaudo de pie a las mamás que se quedan 24 por 24 horas CUIDANDO a sus hijos. Y escribo cuidando en mayúsculas porque estar en casa no siempre significa estar al pendiente de los niños, no para algunas mujeres. 
 
No digo que las madres que trabajamos tengamos un camino sencillo o todo sea miel sobre hojuelas, pero la realidad es que, a mi parecer, salir del hogar, convivir con los compañeros en la oficina, ejercer la profesión que elegimos y ver temas no relacionados con maternidad ayudan de alguna manera a despejarnos y aligerar los días.
 
Es algo que he pensado siempre, desde que me estrené como mamá y regresé al trabajo, pero cuando escucho las historias de mis amigas, tengo un día complicado sin salir de casa en 24 horas o veo a mi hermana con dos bebés de 15 meses, lo reafirmo.
 
Tras cancelar un desayuno que tenía programado, el viernes me quedé a cuidar al pequeño porque toda la madrugada había tenido fiebre, y como no sabía si era un cuadro de infección o las benditas muelas, no pudimos asomarnos ni a la esquina por aquello del posible contagio. 
 
El fregadero lleno de trastes de la cena del día anterior, varias prendas mías por lavar (porque tuve a bien decirle a la señora que me ayuda que ya no lo hiciera; sí, aplausos para mí), el piso de la cocina como campo de batalla y pañales limpios regados por las recámaras (porque el nuevo hobbie del querubín es jugar con ellos) era sólo una parte del escenario. 
 
Esa mañana, antes de irse al trabajo, el marido comenzó a lavar la loza. “Deja ahí, amor, obvio cuando se duerma yo lo hago”, mencioné. Y sí, muy obediente lo hizo, pero para mi sorpresa, fue misión imposible. Sí, se durmió y yo me frustré. No sabía por dónde comenzar. La recámara principal, la de Bam Bam, la sala, cocina… todo estaba de cabeza, nadie hubiera creído que un día antes la señora de la limpieza había estado ahí y se había ido cerca de las 6 de la tarde.
 
De verdad, en días como el viernes es cuando me pregunto cómo le hacían las mamás “de antes” con más de 4 hijos en casa, sin empleada doméstica y muchos más pendientes. Claro, también sin aparatos tecnológicos que les robaran la mitad de sus horas.
 
Cualquier día normal de descanso sin papá en casa, Bam Bam y yo hubiéramos salido por lo menos a dar la vuelta en el coche, a un centro comercial o a visitar a alguien, lo cual cambia completamente el panorama, pero permanecer encerrados y con la casa de cabeza, simplemente fue algo complicado para ambos. 
 
Si bien la parte de ser madre trabajadora también tiene sus contras, como no pasar tantas horas de convivencia con los hijos, perderte de algunos momentos importantes, poner una sonrisa después de una jornada complicada, olvidarte de reuniones sociales con otras mamás que no están en tu misma situación y dirigir el hogar, o tratar de hacerlo, desde lejos, entre muchas cosas más, sí creo que el trabajo y labor de las mamás de tiempo completo y presentes las 24 horas y los 365 días del año es REALMENTE cansado, agotador y demandante.
 
Lo repito, aplausos de pie para esas mamás, como la Reina del Norte, mi hermana y una gran amiga, Pamela. Y aplausos también para quienes a pesar de pasar horas frente a un escritorio o resolviendo temas profesionales, ejercen realmente su labor de madre.
Firma
Anuncios

6 comentarios to “Aplauso de pie”

  1. Juany Almaguer 8 agosto, 2012 a 4:35 AM #

    Soy de esas, de 24 horas y aunque mis hijos ya no son bebés, es exactamente lo mismo en cuanto a trabajo se refiere. Siguen tirando ropa, desordenan sus recámaras etc. Es gran hazańa lograr (estoy al 90%) que solos ordenen, levanten su plato, lleven la ropa a la lavandería. El trabajo no se acaba… GaD 😉

  2. Ita 8 agosto, 2012 a 4:46 AM #

    Gracias, gracias, gracias! Gracias por el reconocimiento, gracias por pensar en mi. Sí esa labor nunca acaba y cómo todo en la vida tiene su lado oscuro que viviste el viernes tal cual lo vivo cada día. Y yo en un arranque de honestidad te diría que aplaudo tu valor por irte a trabajar, cada que se me cruza la idea por la cabeza siento que se me arruga el corazón sólo de pensar en dejar a mis críos. Cómo sea la maternidad no es una actividad fácil ni cómoda desde ninguna posición. De nuevo gracias, también, por hacerme llorar, por saber que alguien me entiende del otro lado del teléfono y por ser mi amiga. Te quiero montones!

  3. Ana Laura 8 agosto, 2012 a 5:03 AM #

    Yo, como "SAHM" lo veo desde el otro lado, cuando el bb no duerme bien y tengo q esperar que haga una siesta, me pregunto cómo le hacen las mamás que trabajan y tienen qué rendir un día de oficina, creo que todas, tanto como amas de casa y mamas trabajadoras tenemos algo de heroínas y si no nos lo reconocemos entre nosotras pues es difícil que alguien que no sabe 'lo que es'reconozca nuestro esfuerzo =))…Mis respetos a ti que también lo estás haciendo muy bien =)

  4. Inphidelio 8 agosto, 2012 a 9:34 AM #

    Especialmente un reconocimiento a las madres entregadas en cuerpo, alma y mente, las comprensivas en todo momento, las que vigilan y son incondicionales, las que asumen su rol y protegen del mejor modo, las que crían con un amor sin juicio, con paciencia y consistencia todos los días y sin excepción. Por igual crédito a las que se parten entre el trabajo y la casa como a quienes han sostenido un hogar con su plan maestro que ha dado frutos. Amas no de casa, sino de familia, de nido.

  5. Zary 9 agosto, 2012 a 11:03 AM #

    Aplauso a ambas, pero yo que he estado en las dos orillas del Rio, me quedo sin dudarlo en casa.

  6. Flais 10 agosto, 2012 a 1:51 AM #

    Es cierto, la casa cada día quedará peor y tú tendrás menos tiempo, pero es sólo un ratito, pasando el año y medio empiezan a distraerse por más tiempo con las cosas y tú puedes economizar mejor tu tiempo, claro no es siempre pero hay días que te dará mucho placer saber que pudiste hacer todo lo que querías y tu casa no parece campo de batalla. Claro no es lo mismo para tu hermana, ahora ella se encuentra en la etapa más complicada para los gemelos, pero cuando es un bebé la cosa cambia radicalmente, pero ella llegando a los dos años podrá hacer más actividades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: