Mi experiencia en Monas

12 Feb

Si de buscar lugares para que los niños se diviertan se trata, estoy en primera fila. Desafortunadamente, a pesar de ser una de las ciudades más grandes del mundo y con más atracciones turísticas, son pocos los restaurantes con instalaciones adecuadas para que los pequeños, y no tan pequeños, la pasen bien mientras los adultos comemos o compartimos la mesa.

El pasado fin de semana visitamos Monas Fun & Food, un restaurante que inauguró hace tres meses, y me llevé una grata impresión, pues tiene secciones para niños de diferentes edades.

Eso sí, si planean visitarlo, no se dejen llevar por la apariencia y fíjense muy bien en la numeración, pues no encontrarán un letrero muy llamativo ni una fachada colorida. Además, es importante llamar antes para hacer reservación y corroborar que no tengan evento privado, pues, en ocasiones, rentan el espacio para fiestas y no lo abren al público general.

El lugar está dividido en tres plantas. Al entrar, encontrarás una recepción mona en la que deberás pagar 100 pesos por cada niño de 2 a 12 años que ingrese contigo. Acto seguido, como medida de seguridad, a cada uno se le pone en el brazo un sello con un número (todos el mismo), el cual se puede ver únicamente con luz ultravioleta. Aunque, para ser sincera, aún les falta control en este punto, pues al salir yo le tuve que recordar a la chica que nos checara los sellos.

Cruzando una puerta, se encuentran las mesas, que, por cierto, me encantaron, pues todas tienen las esquinas redondeadas y no representan peligro para los toddlers.

Pasando esa área, está una estación de juegos de tres pisos con diferentes secciones y opciones. Primero, un espacio con cubos para los más chiquitos, después un tombling, una alberca amplia de pelotas y un tobogán.

image6

En la parte de enfrente hay una pequeña rampa para escalar y una casita del árbol, aunque no hay gran cosa dentro de ella, sólo un tapete de foammy.

 image8

Subiendo por las escaleras o, los niños por los juegos, encuentras una mesa larga destinada a hacer manualidades, como pintar cerámica o letras de madera, con un costo de 10 pesos por pieza, además de caballetes para iluminar figuras impresas en pellón, una pared magnética con las letras del abecedario, una mini sala de cine con varios sillones tipo VIP y una pantalla perfecta para el tamaño del espacio, otra área con un gran espejo, carritos de supermercado, disfraces, un montable, piezas para ensamblar y algunos otros juguetes.

image2image4image7

Más arriba, está una pequeña cancha de futbol rápido con pasto sintético y un juego para encestar canastas de básquetbol.

 image5

En todas las secciones hay chicas cuidando y jugando con los niños, lo cual aminora el problema de que el lugar esté en niveles y te da un poco de espacio sin tener que estar subiendo y bajando durante toda tu estancia.

Algo que me encantó es que el piso de las escaleras está cubierto con un tapete antiderrapante y los extremos de los barandales tienen una pelota, lo que los hace completamente seguros para los chicos.

A partir de las 14:00 horas inicia un bufet, aunque en ese tema tampoco quedé muy contenta, pues el sábado que fui, abrió a las 14:40, aproximadamente, y los pequeños ya tenían un poco de hambre.

Entre los platillos a elegir estaban: ensalada (un tanto escueta), lasaña (a simple vista no apetecible, pero estaba buena, a secas), pescado al limón (que no probé), tiras de pollo empanizado, fajitas de pollo, papas cambray, mac and cheese (un poco seco y desabrido) y tacos tipo Don Manolito (muy buenos), además de pan. Para el postre, hubo tres opciones: cheese cake con zarzamora (bueno), panqué de naranja y un mini biscocho de chocolate (un poco seco).

En cuanto a las bebidas, me encantó que las sirven en Masons Jars. Probamos el agua de jamaica que a nadie en la mesa le gustó, pues sabía a agua clorada, y las limonadas (rosas), que aunque a mi gusto estaban un poco dulces, la mayoría quedó satisfecha.

El costo del bufet es de 220 por adulto y 65 por niño, bastante razonable.

En cuanto al servicio, aunque se ve que algunos aún están agarrando la onda, me pareció bueno.

Ah, claro, y no menos importante, cuentan con un par de pantallas en el área de las mesas, por aquello de que los papás no se quieran perder algún partido.

Si quieres vivir la experiencia, te dejo los datos básicos.

Dirección: Avenida Revolución 1438, col. Guadalupe Inn, pasando el Teatro Helénico, rumbo a Barranca del Muerto, al lado de Don Eraki.

Teléfono: 6723-3096

Costo: Niños de 2 a 12 años, 100 pesos, Adultos no pagan cover

Bufet: (Comida) 220 adultos y 65 niños. También hay desayunos de 10:00 a 13:00 horas.

Horario: Martes a Viernes de 11:00 a 19:00, y Sábado y domingo 10:00 a 19:00

Anuncios

7 comentarios to “Mi experiencia en Monas”

  1. Nmb 24 julio, 2016 a 10:41 PM #

    Que porqueria de lugar como se atreven a recomendarlo, carísimo, mal servicio, no hay control en edades de los niños y no los cuidan a menos que pagues aparte, malísima comida, y nos tardo una hora!!!! Además está sucio, es para papas que les gusta tomar (la mayoría de la carta es alcohol) y los niños les valen

    • La Escribidora 19 octubre, 2016 a 7:36 PM #

      Qué triste que haya bajado tanto de calidad. No estaba así las primeras veces que lo visité y cuando escribí el post 😞

    • Carlos 3 mayo, 2017 a 4:24 PM #

      Tienes toda la razón, es nefasto.

  2. mariana trujillo 10 octubre, 2016 a 3:38 AM #

    son muy rateros
    hay cucarachas debajo de las mesas y en el area de los juegos
    son abusivos
    cuidado¡!

    • La Escribidora 19 octubre, 2016 a 7:35 PM #

      Uff sí, creo que bajó mucho de nivel de la primera vez que yo fui y escribí el post

  3. david 20 febrero, 2017 a 5:21 PM #

    El servicio malo, nos trajeron muy tardes toda la comida, primero, plato fuerte después sopa y pedí 4 veces lo que va al centro (catsup, Salsa Inglesa etc) y ya que se enfrío la pizza llego por fin, es caro y te cobran los 100 pesos por niño lo cual esta mal ya que no tienen buen servicio para los niños y si queres personalizado tienes que darle una propina a una chica para que te lo este cuidando ya fueron 150 pesos, muy mal que vendan bebidas con alcohol ya que vas a convivir con tus hijos no a un bar, baños sucios, muy sucios!!!!

  4. Paoyi 1 mayo, 2017 a 1:17 AM #

    A mí me gusta y siempre me ha gustado, dentro de los lugares que hay juegos para niños este te ofrece un menú bueno pues comes ensalada, carne, spaguetti…. no es comida chatarra. La comida no está mal la verdad!! Los niños se divierten montones y aunque lo califiquen mal, hay que reservar por qué siempre está con lleno total en fin de semana. A mí siempre me han atendido bien y en la fiesta de mi hijo todo salió perfecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: