Archivo | By Janett RSS feed for this section

Gustos y pasiones

4 Abr

Nada más triste que una persona deje de hacer lo que  le gusta por falta de tiempo. Y sí, así me ha pasado.

Desde pequeña, lo que más disfruto es escribir, lo que sea… desde cartas, recaditos, poemas y cuentos  hasta posts o reportajes de ciertos temas que me interesan, como vida, salud y, claro, niños.

En cuanto aprendí a escribir, que hoy que nunca terminas de hacerlo, comencé a redactar cartas para mi mamá, las cuales dejaba bajo su almohada, sobre todo cuando me portaba mal y quería disculparme sin que se me llenaran los ojos de lágrimas y se me quebrara la voz.

Sigue leyendo

Anuncios

¿Quién soy?

28 Ene

Hace unos días, cuando platicaba con unas amigas sobre un proyecto en el que estamos trabajando, salió el tema de los perfiles y la biografía. Necesitaba escribir un párrafo, pero me seguí de largo, así que opté por compartirlo por acá.


Mi historia comienza en Guadalajara, Jalisco, donde mis padres se conocieron casualmente y el destino decidió que yo apareciera en sus vidas. Aunque, formalmente, mi biografía podría decir que fue un 4 de julio, en Culiacán, Sinaloa, donde comenzó todo. Pero para efecto práctico, soy una culichi con genes tapatíos traída al D.F. Así, sencillo.

Sigue leyendo

De miedos a miedos

30 Ago

No suelo asustarme fácilmente y pocas son las cosas que ocasionan que reaccione despavoridamente, quizá ahora un poco más, desde que soy madre, pero generalmente procuro dominar mis miedos; por ello, me es muy sencillo contar con la mano las ocasiones en que prácticamente he perdido la razón a causa de un susto.

La primera vez fue cuando “Chela”, una muchacha que le ayudaba a mi mamá con las labores domésticas, nos acompañó a mi hermana, a mi amiga Jessica y a mí a la tienda. Íbamos caminando a la mitad de la calle, haciendo bromas y riendo, cuando de repente vi de reojo que se había caído. Inmediatamente volteé con la intención de burlarme, pero mi sorpresa fue grande cuando vi que se había desmayado. 

Más que una casa, un hogar

29 Ago
Una de las grandes satisfacciones de ejercer el periodismo es tener la oportunidad de conocer, convivir y acercarte a personas, temas y grupos sociales distintos e interesantes, a gente con mucho qué decir y aportar, y, en ocasiones, poder ayudar a través de tus letras o palabras. 
Hace poco realicé una serie de entrevistas para un reportaje, de esas que te hacen valorar tu trabajo y confirmar que elegiste bien tu carrera profesional.
Nada más conmovedor y ningún ejemplo de vida y lucha constante mayor que ver a una niña de 3 años que pese a padecer cáncer regala una sonrisa a quien se acerque a saludarla, o el rostro de una madre que a pesar de las deficiencias económicas y preocupación por la salud de su hijo(a) agradece la ayuda que recibe, o ver a una señora de 96 años de edad dedicando la mitad de las horas de su día a clasificar objetos para recabar fondos y apoyar así a los enfermos, sin dinero de por medio. Ese es el tipo de personas que habitan el albergue de Casa de la Amistad, una institución que brinda ayuda integral a niños y jóvenes que padecen cáncer.

My Name is Khan

12 Ago
Siempre he pensado que la primaria es una de las etapas escolares más divertida, de mayor aprendizaje e importante en la formación de un niño, pero también la más cruel.
En esos años, sobre todo los primeros, es cuando los pequeños están más receptivos a cualquier comentario, bueno o malo, especialmente si viene de sus compañeros o de alguien a quien aprecian o admiran, como los padres.
Algo con lo que nunca he estado de acuerdo es con los regaños públicos y, a mi parecer, algunas profesoras en ocasiones confunden su rol y se sienten con derecho de ridiculizar al alumno frente al grupo. Lo mismo sucede con ciertas mamás y, aunque la mayoría de las veces es inconsciente, igual lastiman y dañan la autoestima del niño.

Reencuentro

3 Ago

Llegó un poco tarde, como de costumbre. Tocó y al no recibir respuesta, me envió un mensaje en el mismo tono de siempre “ábreme”.

Mientras caminaba hacia la puerta, pensaba en la forma que debía saludarlo. Después de dos años, no sabía si hacerlo con un efusivo abrazo que expresara lo mucho que lo había extrañado y que me había hecho falta en algunas ocasiones o simplemente con un “hola”, seco y muy a mi estilo, como un reclamo silencioso por no haber estado conmigo en los momentos importantes y por haber ignorado un par de correos.
Sigue leyendo

Metamorfosis

30 Jul

Es asombroso ver cómo la gente cambia con el paso de los años, y no me refiero únicamente a las huellas que deja el tiempo en el cuerpo.

Contemplo a mi hijo de escasos 15 meses de vida y respiro su inocencia, esperanza, ilusión, pureza y bondad.

¿Cómo es posible que a veces nos transformamos tanto que ni nosotros mismos nos reconocemos? ¿Por qué perdemos esa inocencia con la que nacemos?

Algunas tardes de este mes tan loco me sentaba en el tapete únicamente a observar dos etapas de la vida, dos generaciones distintas.

Sigue leyendo

Misión cumplida

29 Jun
Aunque primero no estaba convencida de hacer una fiesta para celebrar el primer año de Bam Bam, en el fondo sabía que no podía dejar pasar la fecha por alto.

Después de pensarlo  mucho  y analizar las diferentes alternativas de festejo, finalmente decidimos que sí habría fiesta. Queríamos un lugar con atracciones para bebés, los cuales están escasos en la Ciudad, por lo que recorrí cerca de 10 salones infantiles diferentes, hasta que encontré el adecuado para la edad del cumpleañero y los pequeños invitados, Gymboree. Llevé al marido para que lo viera y también estuvo de acuerdo, ya que además de tener juegos de su tamaño, les darían una clase de estimulación.

Tras apartar el sitio, hacer la lista de invitados, decidir qué se serviría de comer, rentar el inmobiliario que faltaba y comprar golosinas, parecía que prácticamente todo estaba resuelto. ¡Ilusa! en realidad a penas iniciaba el trabajo y sólo contaba con dos semanas, eso sin descontar el tiempo que paso en la oficina.

365 días…

7 May

Generalmente, en diciembre comienzan los comentarios sobre lo rápido que se fue el año, e, incluso, muchos hacen un balance de las cosas vividas a lo largo de 365 días.


Hoy a mí me toca hacer el balance, y no es 31 de diciembre, no está por finalizar un año, simplemente es una fecha más especial para mí y mi familia, ya que hace 365 días llegó a esta casa un bebé redondito, de 3,890 kg, de labios rojos, piel rosada, mirada penetrante, abundante cabello oscuro, llanto ronco, cachetes inmensos y hermosos, piernas torneadas y firmes, nariz pequeña, manos y pies grandes, tanto como su impaciencia e intolerancia. Un muñeco de carne y huesos, perfectamente imperfecto, esperado y más que anhelado.

Sigue leyendo

Sin punto final

15 Abr

Lo conocí en la Carpa Geodésica, cuando tenía 15 años. Estaba formada para entrar a ver la obra que nos había dejado de tarea la profesora de literatura cuando Karla, mi amiga, llegó con él y lo presentó. Esa vez a penas cruzamos palabra.

La segunda ocasión que lo vi fue en una reunión en casa de Karla, pero ya no iba como su amigo, sino como su cuñado, pues tras varios meses, había retomado su noviazgo con Mariana. Esa tarde, hablamos un poco más, intercambiamos teléfonos y correos electrónicos, lo usual en aquella época.
Cada que había fiestas o salidas en grupo, Karla o Mariana me invitaban para que me uniera a su plan. La cita casi siempre era en casa de él, le gustaba ver a todos sus amigos, y colados como yo, reunidos en su sala.

No sé bien cómo fue, pero de repente dejé de ser la colada, me convertí en amiga de sus amigos, como Berna, y nuestras platicas y saludos por msn comenzaron a ser más frecuentes.

Sigue leyendo